INCUBUS vuelve al pais el 28 de septiembre en el Direct TV Arena. - SILVERSTEIN volverá a Buenos Aires el 31 de Mayo en Uniclub, junto a THE WORLD ALIVE y FOR THE FALLEN DREAM - El jueves 20 de julio se viene el debut de los britanicos BASEMENT, en Gier. - FACE TO FACE e IGNITE encabezarán el WE ARE ONE TOUR 2017 que llegará a Uniclub el 10 de Octubre. - CHARLIE 3 vuelve con su nuevo disco Vendrás, el que presentarán el 28 de mayo en The Roxy Live.

El tiempo

viernes, 12 de febrero de 2016

Bernard Fowle catédra de rock.

Bernard Fowle, corista de los Rolling Stones, dio una verdadera cátedra de rock al presentar su tercer disco solista “The Bura” en The Roxy Live, de Palermo, acompañado por músicos argentinos y con Charly García como gran invitado de lujo.


El cantante ofreció un intenso concierto de una hora y media, en donde se mostró como un virtuoso de la voz y un showman, capaz de cautivar a la audiencia con su sola presencia en el escenario y hacer olvidar la ilusión de ver a un Stone como invitado.

Es que muchos de los asistentes se acercaron al lugar ante la posibilidad de que algún miembro del legendario grupo se presentara de sorpresa, sin embargo Fowler, quien había advertido a Télam que eso no ocurriría, se encargó de que al cabo de iniciado el show, poco importara si se produciría o no la aparición de algunos de ellos.

Sin embargo, el regalo de la noche resultó ser la presencia de Charly García, quien se sumó en los bises para interpretar los clásicos de los Stones “Jumping Jack Flash” y “She`s so cold”.

Fowler, quien aprovechó un alto en los shows que la legendaria banda británica realiza en el país en el marco del América Latina Olé Tour 2016, estuvo acompañado por una improvisada banda para la ocasión que supo contrarrestar el poco tiempo de ensayo con un sonido poderoso.

En este sentido, hay que destacar la gran labor de Fabián “El Zorrito” Von Quintiero, en el bajo; Pilo Gómez, en guitarra; Gonzalo Lattes, en guitarra; Carlos “Melena” Sánchez, en batería; Nico Raffeta, en teclados; y Peter, en percusión.

El inicio fue demoledor con la canción “Shake it”, primer corte del disco, un poderoso rock de ritmo lento que recuerda a Living Colour en su sonido.

La calma iba a llegar con la versión reggae de “The Letter”, momento en que subió al escenario Jimmy Rip, guitarrista que trabajó con Mick Jagger en discos como “Primitive Cool” y “Wandering Spirit”. La canción se extendió por un rato y en un pasaje mutó al clásico de Bob Marley “Get up, stand up”, en una improvisación que demostró lo cómoda que se sentía la banda.

El excelente “My friend sin”, un blues a lo Robert Johnson, con Jimmy Rip tocando con slide, y la emotiva “Will you miss me”, una suerte de carta ante una eventual última gira de los Rolling Stones, sentenciaron que se estaba en presencia de un show que estaba lejos de considerarse una especie de apéndice del tour de la mítica banda.

La versión de “Dragon Attack”, una joya pedida de Queen del disco “The game”, resultó demoledora y la prueba final de que “El Zorrito” Von Quintiero es un notable bajista, a partir de su sólido groove.

“Esta noche toca Bernard y el fin de semana tocan los Stones”, gritó el público, y Fowler pareció acceder a medias al reclamo con su lectura “funky” de “Can you hear me knocking”, con un pasaje rapeado en el medio.

A todo esto hay que sumarle que el vocalista emuló de a ratos el famoso paso del “aleteo”, marca registrada de Jagger, en medio de sus bailes.

“¿Hay algún fan de los Rolling Stones?”, preguntó en broma el cantante, tras una falsa retirada, para desatar la fiesta con Charly alternando entre la guitarra y los teclados, en una seguidilla que dejó satisfechos a los amantes de la mítica banda.

Tanto “Jumping Jack Flash” como “She`s so cold” tuvieron sus momentos de jam entre los músicos, en donde se destacaron los solos de Pilo Gómez y el aire jamaiquino que tomó el segundo de estos temas en su tramo medio. Por su parte, García aportaba algunos coros y pequeños fraseos de guitarra y piano.

Cuando a la hora y media de show parecía que todo había finalizado, el propio Charly extendió un poco la velada con una versión con Fowler en que interpretó “Happy and real”, el tema que cierra el disco “Tango 4”.

La felicidad que denotaba el rostro del público al finalizar el show pareciera dar el espaldarazo final para que Bernard Fowler regrese a la Argentina una vez que finalice la gira de los Rolling Stones, para presentar formalmente el disco.

Mientras tanto, el cantante agregó una nueva fecha para este domingo en el mismo lugar y, según afirmó, “habrá más sorpresas”, aunque está claro que con ofrecer un show como el de anoche ya bastará.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario