Tercera visita de LEE RANALDO. El ex Sonic Youth se presentará el 20 de diciembre en el Xirgu. - La segunda visita de SAMIAM será el jueves 2 de noviembre, en Gier. - BAD RELIGION mete doblete el 7 y 9 de noviembre en FLORES. - Los JAIME SIN TIERRA vuelven luego de 12 años con dos fechas en La Trastienda, el 12 y 13 de diciembre. - El PERSONAL FEST acaba de develar su grilla, encabezada por la gran PJ HARVEY. Las fechas son 11 y 12 de noviembre en el Club Ciudad de Bs As.

El tiempo

domingo, 14 de febrero de 2016

Inmensa y nostálgica peregrinación "stone" en el concierto de cierre.

Seguidores y fanáticos de distintas generaciones se acercan masivamente al estadio Ciudad de La Plata para presenciar el último concierto que los Rolling Stones darán en esta visita al país.


Una inmensa peregrinación hacia La Plata se consumó para acompañar el último recital de los Rolling Stones en la Argentina, alimentada dentro y fuera del estadio por seguidores de diversas generaciones -una amplitud que la banda no encuentra en otros países- atravesados acaso por la sospecha de que la legendaria banda británica ya no volverá a pisar estas tierras.

Si hay un vínculo singular entre la banda y la Argentina es la evidencia de que en sus cuatro visitas a la Argentina los Rolling cosecharon aquí reacciones del público propias del tiempo de oro de la banda, aunque su presente -en términos musicales- no expresa ninguna decadencia, aunque obviamente no se trate de un período de creación.

Esa afinidad se refrendó en el tercer y último recital en el estadio único de La Plata. La congregación se gestó desde las primeras horas del día y desde diferentes usinas, con fans que recorrieron cientos de kilómetros como mochileros y también otros sostenidos por la "oportuna" presencia de combis privadas que cobraban hasta 300 pesos por recorrer el trayecto Buenos Aires-La Plata, que tiene un valor por el colectivo de línea de 5.70 pesos.

En la terminal de micros platense sobresalió un grupo de veinteañeros mendocinos que viajó a Buenos Aires en lugar de arrimarse al recital que los Rolling dieron en Santiago, Chile, más conveniente medido por la distancia. "Nosotros queríamos ver a los Stones pero en territorio argentino. No es lo mismo", aseguró a Télam Gustavo, uno de los miembros del grupo.

Rocío, una abogada oriunda de la ciudad bonaerense de Mechita de 36 años, con un embarazo de ocho meses, también se hizo un lugar en el estadio. "Con mi marido decidimos hacer el esfuerzo y sacar entradas en platea porque no queríamos perdernos la oportunidad de ver a los Stones. Le vamos a sacar una foto a la panza, para que Fausto –el bebé- el día de mañana sepa que presenció el último show que dieron en la Argentina".

En tanto, Sishu una joven japonesa que vino al país sólo para los recitales, igual que Marcus y Sheila, que lo hicieron desde Brasil, aseguraron que "solo en Argentina el público es tan pasional con los Stones. Verlo en Argentina tiene un plus".

La radiografía de La Plata fue diferente. Las horas previas al recital tuvo a las calles aledañas en una situación de agitación.

Grupos tomando cerveza y preparando su desembarco en el estadio, vecinos con reposeras, cientos de fans tomando fotos con la convicción de que vivían un momento impar. En ese contexto, irrumpieron vendedores por doquier, esos que florecen en cualquier concentración popular. Y autos con sus parlantes sobreexigidos con música de la banda.

Más de 150 mil personas consiguieron entrar al estadio en tres recitales, pero muchos más se sintieron parte del movimiento Stone.

La banda ya había estado en la Argentina en 1995, 1998 y 2006. Esta vez, y muchos fans así lo expresaron- se sintió como la última. Nadie lo sabe. El productor, Daniel Grinbank, afirmó que en 2006 el también pensó que era el último capítulo y no lo fue.

Los Rolling se despidieron de la Argentina, pero a los fans, desde bastante antes de que se cantara la última canción, los abrazaba a un sentimiento de nostalgia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario