Tercera visita de LEE RANALDO. El ex Sonic Youth se presentará el 20 de diciembre en el Xirgu. - La segunda visita de SAMIAM será el jueves 2 de noviembre, en Gier. - BAD RELIGION mete doblete el 7 y 9 de noviembre en FLORES. - Los JAIME SIN TIERRA vuelven luego de 12 años con dos fechas en La Trastienda, el 12 y 13 de diciembre. - El PERSONAL FEST acaba de develar su grilla, encabezada por la gran PJ HARVEY. Las fechas son 11 y 12 de noviembre en el Club Ciudad de Bs As.

El tiempo

lunes, 22 de febrero de 2016

Un gran día de pop tiñó la esquina de Figueroa Alcorta y Pampa con Tan Biónica.

Tan Biónica, uno de los grupos abanderados del pop nacional, hizo enloquecer y emocionar el sábado a más de 70.000 personas con su espectáculo de cierre en la 11a. edición de Personal Fest, que también tuvo a Miranda!


También se presentó a la banda liderada por el hijo de Gustavo Cerati, Zero Kill, sobre el escenario principal del espacio descubierto de avenida Figueroa Alcorta y Pampa.

“Me gusta mucho este lugar. Yo trabajaba allá en frente como camarero y ahora llevo a lavar el auto a aquel lugar”, expresó Santiago Moreno Charpentier, popularmente conocido como “Chano”, señalando desde el escenario central a locales que no distaban de más de dos cuadras del predio y continuó: “Hace seis meses tuve un accidente a unas cuadras de acá y tengo atravesada la sensación. Tengo que pedirle perdón a la gente”.

No faltó más sinceramiento para sentir el cariño de sus seguidores, pero el frontman, que bien sabe cómo entretener a su público y mantenerlo alegre, quiso decir más. “Cuando voy a lavar el auto me siento en Dandy y Andrea, la camarera, me mira de una forma que hace que me de cuenta de que estoy vivo y que me queda mucho más por vivir”, y fue entonces cuando empezó a cantar las primeras estrofas de “Yo vivo en esta ciudad”, de Pedro y Pablo.

El accidente había ocurrido el 5 de agosto de 2015 en bajo Belgrano, cerca de la cancha de River. Esta noche el vocalista perdía el control, embestía ocho vehículos y luego era golpeado, en un hecho confuso, por personas que le robaron sus pertenencias. Tras esa situación, cuatro Luna Park con localidades agotadas y un apoyo que continúa potenciándose entre sus seguidores.

La reflexión de “Chano” llegó promediando el espectáculo de Tan Biónica, en un momento de calma: él se había sentado sobre un piano, en el extremo de la pasarela del escenario central y se decidía a tocar, con un pequeño desliz, “Loca”, detalle que al multitudinario público coral no le importó y volvió a cantar la letra, sin pensarlo, desde el comienzo.

Con pequeños círculos de color turquesa decorando el espacio central y en medio de la euforia colectiva, el frontman interpretó -intentando crear un ambiente más íntimo- “Mis noches de enero”, para luego dejar el piano, cantar “Pastillas del olvido”, y tomarse un descanso de unos segundos junto Sebastián Seoane (guitarra), Gonzalo Moreno Charpentier (bajo) y Diego Lichtenstein (batería).

En ese fugaz momento de ausencia y después de que el público entero empezase a corear -casi como ensayado, aunque resulte difícil encontrar un equilibrio entre tantas personas- “y cada vez que pienso en vos, quiero volver…”, fue que los músicos irrumpieron nuevamente sobre el escenario. El vocalista se desahogó, y luego los músicos le dieron el gusto de cantar “Arruinarse”, canción que mantuvo a toda la gente con su celular encendido por un pedido del cantante.

De todas formas, el teléfono resultaba una extensión en las manos de aquellas personas que habían optado por pasar un sábado diferente, de pop, verde y aire libre y que, afortunadamente, no padecieron la lluvia del viernes por la madrugada ni las altas temperaturas que la semana anterior habían azotado no solo a Buenos Aires, sino a todo el país, con térmicas de hasta 60 grados.

Entre esas 70 mil personas, sobre las vallas, estaban los chicos de “Tapa de moda”, un club de fans formado entre 15 amigos, oriundos de zona sur y zona oeste, que habían llegado el viernes pasado y habían permanecido en los alrededores hasta que finalmente pudieron ingresar: primero, a modo de aventura, a ver la prueba de sonido de la banda de "Chano" y el sábado, al predio. Ni Fiorella, ni Paola, ni Gabriel, superaban los 25 años.

Al lado de ellos, otra fue la historia de Sofia, de 22 años y tostada por el sol de todo el día, que había viajado sola la madrugada del sábado desde Tandil para ver a Tan Biónica y se volvía el mismo sábado a la noche, o la de Natalia, de 34 años, que venía de Paso del Rey y exhibía con orgullo todos los tatuajes que con imágenes o logos aludían -todos- al cuarteto pop: “porque tengo muchísimas frases de Tan Biónica con las que me identifico”, respondía ante la incomprensión y así recitaba cada una de ellas.

Como el cuarteto acostumbró a hacer en otras oportunidades, el sabor de la despedida estuvo marcado por varias personas del “piberio biónico” (así es cómo se autodefinen los seguidores de la banda) y en esta oportunidad fueron Pablo en el piano, Braco en batería, Florencia en la guitarra, Luci y Valentina en coros y Pablo en voz: un Tan Biónica conformada íntegramente por fanáticos interpretó “La melodía de Dios”, con la supervisión -claro- del resto de los músicos.

Fue el del sábado un público eufórico, enérgico e inmensamente joven, que se declaró púbicamente, saltó y cantó masivamente, y que vivió -sobre todo- los últimos dos espectáculos de Personal Fest como verdaderas fiestas entre brillos, tubos luminosos de cotillón, papelitos y espuma, estética extendida a Miranda! que, además de haber compartido “Ella” con Tan Biónica, había regalado un gran show algunas horas antes, sobre el mismo espacio central.

Si en algo además habían coincidido ambas formaciones fue en el color de su vestimenta, la sobriedad de los blancos y los negros también contempló a Zero Kill, cuarteto comandado por Benito Cerati (hijo de Gustavo), que había optado por el negro y detalles en plateado, y se enarbolaba con las canciones de “Triptour” y algunas inéditas que formarán parte de su próximo álbum -próximo a editarse-.

Miranda! festejó el sábado a la noche sus quince años de trayectoria en el circuito de la música y recorrió canciones de todos sus álbumes, con un repertorio de más de 20 temas que hizo a los espectadores sumergirse en las emociones más extremas con un pasaje de ida y vuelta y sin escala, desde el llanto hasta la alegría y satisfacción.

Con una Juliana Gattas (voz) enardecida y en pleno movimiento durante todo el recital y un Ale Sergi activo y tenaz, se escucharon clásicos como "Ya lo sabía", "Nadie como tú", "Imán" que resultó ser el primer tema compuesto por Sergi para la banda y que definiría, según su recepción, el camino del cuarteto, "Perfecta" y "Mentía".

Uno de los momentos originales del show se presentó cuando sonó "Lo que siento por tí": el dúo de cantantes decidió tomar algunos celulares del público y empezar a filmarse sobre el escenario: agarraron uno, dos, tres, y continuaron así sucesivamente al tiempo que cantaban junto a la adrenalina de los 70 mil asistentes.

Además de interpretar “Hot N Cold”, de Katy Perry, tuvieron invitados especiales para "Ritmo y decepción": sus plomos subieron al escenario y se sumaron con saltos a una coreografía sin errores, y por el VIP popularon Eugenia Tobal, Paola Sallustro, Eva De Dominici y Mariano Chiesa entre otros.

Las casi once horas de música de la 11a. edición de Personal Fest se completó con shows de L.E.M.A.N.S, el convocante Julián Serrano, Walter Domínguez y Maxi Trusso en el escenario principal, y desde las 13.30 con el concurso de bandas de la marca de telefonía, un espectáculo de Big Mama Laboratorio, Diente de Oro, Malbon, Foxley y Smile, sobre el segundo escenario del encuentro.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario