Tercera visita de LEE RANALDO. El ex Sonic Youth se presentará el 20 de diciembre en el Xirgu. - La segunda visita de SAMIAM será el jueves 2 de noviembre, en Gier. - BAD RELIGION mete doblete el 7 y 9 de noviembre en FLORES. - Los JAIME SIN TIERRA vuelven luego de 12 años con dos fechas en La Trastienda, el 12 y 13 de diciembre. - El PERSONAL FEST acaba de develar su grilla, encabezada por la gran PJ HARVEY. Las fechas son 11 y 12 de noviembre en el Club Ciudad de Bs As.

El tiempo

sábado, 5 de marzo de 2016

Steel Pulse: "La gente legitima los principios de la vieja escuela del reggae".

El grupo británico de reggae, que expresa la voz de los hijos de la emigración caribeña a Inglaterra, regresará a la Argentina el viernes 11 para ofrecer un recital en Groove. Repasará los clásicos con los que ganó popularidad mundial.


El grupo británico de reggae Steel Pulse, que expresa la voz de los hijos de la emigración caribeña a Inglaterra, regresará a la Argentina el próximo viernes 11 para ofrecer un recital en Groove en el que repasará los clásicos con los que ganó popularidad mundial y modeló su perfil de militancia antirracista.

Con cuarenta años de trayectoria en la música, el septeto -que se presentará, a las 19, en el local porteño de Santa Fe 4389- continúa levantando las banderas del activismo social no sólo en sus canciones de crónica y denuncia de la realidad de la gente de color en Europa sino también en sus cruzadas solidarias. "La gente -en todo el mundo- legitima hoy los viejos principios de reggae", aseguró David Hinds, vocalista y guitarrista, en entrevista con Télam y a modo de anticipo de su concierto en la Argentina.

"Somos demasiado parecidos a los Steel Pulse que éramos hace 40 años atrás. Tratamos de mantener los tiempos musicales. Es importante hacer música con la que los fans puedan identificarse porque eso intensificará lo que tenemos que decir", expresó.

Steel Pulse, que actualmente se compone con Selwyn Brown y Sidney Mills (teclados y coros) Amlak Tafari (bajo), Wayne Clarke (batería), Keysha McTaggart (coros) y Jerry Johnson (saxo) y registra doce álbumes de estudio, se formó en la ebullición estética de los 70, en Inglaterra, y fue contemporáneo al nacimiento del punk y la desesperanza que tiñó sus orígenes.

"Todos los punks se estaban involucrando en ese momento con todo lo que fuera anti-sistema, y el reggae definitivamente lo era. Los punks se dieron cuenta de que la falta de exposición mediática del reggae se debía a cuestiones raciales y creo que sintieron la necesidad de hacer cambios", relató el artista, de 59 años, sobre la unión de ambos géneros que también vieron en Don Letts un denominador común.

El septeto se popularizó con el single "Kibudu, Mansetta And Abuku" (1975), considerado un himno a la cultura rasta, y aunque la interpretación de "I shot the Sheriff" (Marley) de Clapton resultó un primer intento por acercar el reggae a la cultura inglesa, fue la canción de Steel Pulse la que -contra pronóstico del escaso reggae de la BBC- logró despertar la atención de la gente.

Doce años después del último álbum, "African Holocaust", Hinds anticipó: "Queremos volver a lo esencial y capturar el espíritu de la verdadera democracia, 'Handsworth revolution' y la crisis del planeta. Después de 40 años de trayectoria ha sido algo difícil reinventarnos pero Steel Pulse siempre supo darle una vuelta de rosca a las situaciones. Todavía hay mucha creatividad dentro mío y reconozco en qué dirección me guía Dios; Rastafari. Rezo para que continúe alimentando mi mente y mi corazón con cosas que la gente necesita oír y sentir para elevarse".

-¿Crees que la lucha contra la discriminación debería cambiar?

-La lucha debe readaptarse; necesita y debe ser modificada. En el pasado, teníamos líderes que nos representaban y hablaban por la gente pero la mayoría fue sistemáticamente asesinada o sometida a largos encarcelamientos. 'Babilonia' sabe que no tendrá control una vez que el pueblo se levante, y es por eso que encierra y mata a los líderes que tratan de transmitirnos el poder que no nos damos cuenta que tenemos. El sistema coloca a sus políticos para lavar el cerebro de la gente y un 99% de las personas fue educada para aceptar eso. Hay que despertar a las personas para que se unan colectivamente y produzcan cambios. La unión hace a la fuerza. Y no estoy hablando de matanzas. Martin Luther King lo demostró con esfuerzos pacíficos. La gente necesita saber que podemos hacer grandes diferencias.

-¿Hay más consciencia sobre la esclavitud?

-Hay más conocimiento público si se compara con lo que pasaba hace 40 años. "Roots", la película de Alex Haley, fue una gran catalizadora de esa exposición aunque como rastafaris vivimos con esa atrocidad desde nuestro origen. Fue por la esclavitud y el colonialismo que los jamaiquinos crearon nuestro movimiento. Pero que tengamos tanta exposición mediática no quiere decir que las personas sean conscientes de cómo la esclavitud sigue hoy desempeñando un papel en nuestras vidas. Pocos pueden comprender el daño de la esclavitud sobre hombres de color, incluso cuando hace 150 años que nos emancipamos. Hay generaciones que cargan y cargarán psicológicamente con esa bestialidad.

-¿Cuál es tu visión sobre los movimientos migratorios en Europa?

-En lo que respecta a nosotros, la migración desde el Caribe llegó por necesidad más que por cualquier otra cosa. Después de la 2da. guerra mundial Francia, Inglaterra, Holanda y España necesitaron fuerza de trabajo. ¿Qué otra fuerza de trabajo podría ser mejor que la de ex esclavos?. No fue por amor a nuestra gente como llegamos a Reino Unido, fue la necesidad de reconstruir la fuerza británica. Sí, nos beneficiamos hasta cierto punto, al menos había trabajo para ganarse la vida y existía la posibilidad de que bandas, con integrantes como nosotros que provenían de la pobreza, llegasen a la superficie e intentasen marcar una diferencia. No hubiese sido posible hacerlo con el tipo de pobreza teníamos en Jamaica. Y aún hay una gran desproporción en el mundo.
Hoy en día, el movimiento migratorio tiene más beneficios para los europeos que son de Rumania, Albania, Polonia, Ucrania, Letonia, Georgia, etc. Esas son las regiones pobres de Europa que vieron los beneficios que los súper poderes europeos proporcionan. La mayoría de los jamaiquinos que ya no caben en Europa se trasladaron a Canadá y los EE.UU. Estoy seguro de que en los próximos años seguirán los países pobres de Europa.

-¿Cómo ves la escena actual del reggae?

-Es muy fuerte porque Jamaica ya no tiene el control de su calidad de producción. A través de los años, artistas de diferentes países viajaron a la isla para ver cómo los originarios tocaban el estilo. Hoy, esos músicos reinventaron el género y generaron un renacimiento cultural de la música. Artistas como Sizzla, Capleton, Anthony B. y Turbulence restauraron el lado espiritual, político y cultural que el reggae había perdido cuando el dancehall dominó la escena y su mensaje no era el que la gente esperaba escuchar después de artistas de la talla de Bob Marley, Third World, Burining Spear, Gladiators y Culture and the Wailing Souls. ¿Por qué Burning Spear puede hacer hoy una gira de extremo a extremo?, la gente legitima los principios de la vieja escuela del reggae.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario