Ratones Paranoicos Sabado 16 de Septiembre de 2017 21.00 hs Hipódromo de Palermo.INCUBUS vuelve al pais el 28 de septiembre en el Direct TV Arena. - ¡AL FIN!. THE GET UP KIDS vienen a Buenos Aires y el show será el viernes 1 de septiembre en Palermo Club. - El jueves 20 de julio se viene el debut de los britanicos BASEMENT, en Gier. - FACE TO FACE e IGNITE encabezarán el WE ARE ONE TOUR 2017 que llegará a Uniclub el 10 de Octubre. - LOS 2 MINUTOS festejan sus 30 AÑOS con 3 shows en Groove, los sábados 8, 15 y 22 de julio. LA RENGA - 29 DE JULIO - 2 DE AGOSTO - 5 DE AGOSTO - 9 DE AGOSTO ESTADIO CLUB ATLETICO HURACAN.

El tiempo

miércoles, 15 de marzo de 2017

Un precioso remanso musical de la mano de Litto Nebbia.

En momentos de tanta convulsión generalizada, que tuvo su trágico epicentro el fin de semana en Olavarría, resultó todo un necesario y precioso remanso musical el concierto que Litto Nebbia anoche ante 150 espectadores en un colmado Notorious, pequeño y cálido bar-disquería del porteño Barrio Norte.


Rebosante a sus 68 años, el rosarino Félix Francisco Nebbia, indiscutido exponente y fundador del rock argentino, protagonizó una brillante presentación acústica en solitario, al comando de un piano de cola coronado con un final de guitarra, después de casi dos horas en la que desplegó un repertorio totalmente inusual, en su mayoría temas antiguos, varios prácticamente desconocidos, y unos pocos clásicos que soltó "para que no se ofenda nadie".

Eso ocurrió en el quinto capítulo, cuando interpretó de manera impecable y respetando un exigente registro de voz casi de tenor la desgarrada balada "No importa la razón", esa en la que le dice a la mujer de ocasión que "un beso será un beso y una caricia solo eso, así cuando te marches no sufriré" y que compuso en su exilio mexicano en 1980.

Fue el momento de la primera de varias ovaciones que matizaron una mágica noche ante un público que vivió el evento como si estuviera en trance, extasiado, flotando, a veces con ojos bien abiertos de asombro, otras cerrados o parpadeantes como en una clase de yoga.

Notorious es un lugar pequeño y cualquier persona con mínima vocación de observador lo puede ver todo, hasta las lágrimas que derramó más de uno de tanto disfrute por la adoración y devoción que, a manera de agradecida devolución, le dedicó al extraordinario protagonista.

El comienzo del show fue de alto impacto emocional, ya que Nebbia, con casi un centenar de discos editados y más de mil canciones de su autoría, despachó una gema que compuso a los 15 años llamada "Dulcemente", una lindísima balada cuya letra no disimula, ni lo pretende, su impronta auténticamente adolescente.

Aprovechando su versatilidad para interpretar todo tipo de ritmos y géneros musicales, de la melodía pasó rápidamente a la veta folclórica con un hermoso tema del gran "Cuchi" Leguizamón, "La Pomeña", la chacarera "Cuando yo me transforme", cuya letra pertenece al cordobés Juan Carlos Ingaramo que, vaya repercusión, cuenta con mas de 70 versiones de distintos artistas y al toque la zamba "Niñez en Tucson".

El tango irrumpió con "No sé" ("no sé si tu pelo está mojado por un beso que me has dado y no supe devolver") y luego sorprendió a todos al interpretar "una canción que no la conoce ni mi perrita, que se llama 'Dicen por las calles'", envolvente melodía a la que siguió "Por un sueño", que Litto reveló haber tocado en vivo solo dos veces y que a la tercera la grabó con uno de los tantos grupos que integró, La Luz.

Y por fin llegó otro hit inoxidable, el tremendo "Solo se trata de vivir" cuya frase inicial es de una verdad incontrastable: "Dicen que andando se fortalece el corazón".

Otro de los puntos culminantes de un show de ilimitada inspiración y sin ninguna fisura fue cuando cantó otra balada hermosa, "Hoy te ví", de Eduardo Mateo, que la popularizó muchos años atrás Sandra Mihanovich, en una inolvidable versión, acaso de lo mejor que cantó junto a "Puerto Pollensa".

La función inauguró el ciclo denominado "Arte en Parte", destinado a presentar todos los martes de marzo y abril a artistas independientes, muy talentosos pero poco conocidos, con el "gancho" de un músico de renombre para cerrar cada velada.

Apena bastante, eso sí, que la franja de edad que asiste a los shows de Litto tenga un piso de 40 años promedio, porque claramente los jóvenes se están perdiendo la mejor opción musical que hay disponible entre tanta, pero tanta chatura y falta de creatividad.

Por lo que se vio en Notorious, tiempo es lo que sobra, porque Litto está entero, vivaz, pleno de energía y, tal como le contó, "con un montón de proyectos nuevos en curso porque yo, flaco o gordo, sano o enfermo, no voy a parar de hacer música".¡¡¡Albricias!!!!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario