Tercera visita de LEE RANALDO. El ex Sonic Youth se presentará el 20 de diciembre en el Xirgu. - La segunda visita de SAMIAM será el jueves 2 de noviembre, en Gier. - BAD RELIGION mete doblete el 7 y 9 de noviembre en FLORES. - Los JAIME SIN TIERRA vuelven luego de 12 años con dos fechas en La Trastienda, el 12 y 13 de diciembre. - El PERSONAL FEST acaba de develar su grilla, encabezada por la gran PJ HARVEY. Las fechas son 11 y 12 de noviembre en el Club Ciudad de Bs As.

El tiempo

jueves, 27 de agosto de 2015

Glenn Hughes y Dough Aldrich dieron cátedra de rock en Groove.

El bajista y cantante, ex integrante de Deep Purple, junto al guitarrista, quien formara parte de Whitesnake y el grupo del recordado Ronnie James Dio, expusieron su rock más potente y sus variantes ante una sala colmada.

gleen hughesPor espacio de poco más de una hora y media de show, Hughes y Aldrich mostraron todo su virtuosismo junto al buen batero Pontus Engborg, para desgranar clásicos de Deep Purple, Trapeze, Whitesnake y propios.

"Hace bastante tiempo que nos conocemos con Dough, cada uno por su camino, pero este es el momento de la unión y ustedes son los privilegiados de escucharnos", le dijo Hughes a su entusiasta y seguidor público.

Con ese clima y con un sonido potente y medido a la vez, fueron pasando "Stormbringer", "Sail away" y "Mistreated" de Purple con temas propios como "Orion", que sale de los canones del rock de corte más clásico con cortes diferentes, muy cercano al funky.

El ritmo volvió a crecer con "Way back to the Bone" de su etapa al frente de Trapeze y su paso por aquel supergrupo Black Country Communion (Jason Bonham, Joe Bonamassa y Derek Sherinian), quedó vigente con "One last soul".

Hughes hizo honor a la calificación como "la voz del rock", ya que su estilo se pasea sin problemas con el heavy metal, el hard rock y lo melódico, como quedó mostrado en su interpretación de "Good to be bad", de Whitesnake y con el lucimiento de la viola de Aldrich, y "Can't stop the flood", del álbum "Bullding the machine".

“Good To Be Bad” de Whitesnake y “Can’t Stop The Flood”, del disco que Hughes editó en 2001 como solista (“Building The Machine”), trajeron a escena hard rock matizado con blues.

Luego de un efectivo solo de guitarra de Aldrich y el infaltable solo de batería de Engborg, en el final de una velada bien rockera, deleitaron con "Soul mover". en una versión renovada y más ágil que la original de 2005.

El broche de oro llegó con una versión sin desperdicio de "Burn", de Deep Purple.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario