Tercera visita de LEE RANALDO. El ex Sonic Youth se presentará el 20 de diciembre en el Xirgu. - La segunda visita de SAMIAM será el jueves 2 de noviembre, en Gier. - BAD RELIGION mete doblete el 7 y 9 de noviembre en FLORES. - Los JAIME SIN TIERRA vuelven luego de 12 años con dos fechas en La Trastienda, el 12 y 13 de diciembre. - El PERSONAL FEST acaba de develar su grilla, encabezada por la gran PJ HARVEY. Las fechas son 11 y 12 de noviembre en el Club Ciudad de Bs As.

El tiempo

sábado, 27 de febrero de 2016

Edelmiro Molinari “La música es la única esperanza que nos queda”

“En un mundo en el que pasan cosas horribles, la música es la única esperanza que nos queda”, dijo Edelmiro Molinari  quien destacó la importancia de actuar en lugares en donde exista un contacto “cercano” con el público.


El creador de memorables canciones como “Cosas rústicas” y “Mestizo” eligió mostrar su show en la Ciudad de las Diagonales, lugar que eligió para vivir tras varios años de residencia en la provincia de San Luis.

“Soy un nuevo vecino de La Plata y se me ocurrió hacer una presentación como para decir 'Hola, soy nuevo en el barrio'. San Luis es maravilloso pero queda muy lejos de Buenos Aires y, lamentablemente, las cosas siempre pasan en las capitales. Soy porteño pero no quise volver porque es un caos de neurosis total y a mí me gusta la tranquilidad, la paz y la profundidad en la visión”, explicó Molinari.

Respecto al nombre elegido para el espectáculo que realizará junto a Serra, el guitarrista señaló que “todos tenemos que ser realmente amantes como seres humanos” y aclaró que el término también incluye la relación con el público porque “es necesaria esa armonía en la música”.

También anticipó que el repertorio que interpretará está integrado por canciones de diversos artistas, con lo que busca una especie de señal “en un mundo en donde el egoísmo excesivo está destruyendo todo”.

“Mi repertorio anda por todos lados. Me gusta rendirle honor a otros músicos, como cuando estoy en mi casa, que no me dedico a tocar sólo mis canciones. Es un repertorio como para contrarrestar un momento que probablemente sea el más complicado en el mundo”, sentenció.

El ex Almendra realizó un profundo análisis de la situación económica, política y social a nivel mundial; opinó sobre el estado actual de la música y destacó el rol que le cabe a esta expresión artística en este contexto.

Entre otras cuestiones, Molinari lamentó que “en el rock, los que dominan son los que son apoyados por las compañías multinacionales, mientras los que tienen algo para decir no tienen lugar”.

“Hay un montón de grupos nuevos maravillosos pero no existen en los medios porque no pertenecen a una multinacional. Lamentablemente, es gente que no puede vivir de su profesión. Los que cantan verdades son suprimidos por no ser comerciales. Faltan canciones y sobra el circo de los escenarios, las luces y la pirotecnia”, advirtió.

A la hora de realizar comparaciones, el ex Color Humano, que inició su recorrido artístico en los '60, consideró que toda la obra realizada en aquellos años “quedó como diluida porque fue tapada por pavadas”.

“El dinero se impuso y las compañías, que nos robaron todo, empezaron a difundir cualquier pavada. Por suerte hay gente joven que se da cuenta de esto y hay un gran rescate de esa música. Sino, es como con la comida, que en el país de la carne y el choripán, todos terminan comiendo una hamburguesa de porquería, como si la vida fuera una cajita feliz”, dijo.

En este punto, Molinari celebró que se haya formado una suerte de “coalición entre los buenos como para llevar nuestra vida a una armonía perfecta” y, en ese contexto, justificó su decisión de interpretar en los shows “canciones de gente que está en la misma”.

A lo largo de toda la charla con Télam, Molinari demostró ser un estudioso de la historia mundial, capaz de reflexionar sobre la Revolución Francesa, el asesinato de Kennedy, los regímenes comunistas, la Guerra de Malvinas o la figura de Juan Domingo Perón.

Todas estas referencias fueron realizadas por el guitarrista para llegar siempre a la misma conclusión crítica sobre el impulso autodestructivo del hombre y el predominio del poder económico.

“Estamos destruyendo la Tierra y nos estamos encargando diligentemente de hacerla desaparecer. La música es lo único que nos queda. Los '60 fueron una época muy turbulenta pero estaba todo más polarizado, no como ahora que los que manejan el dinero lograron una confusión total en donde todos nos peleamos con todos”, lamentó.

Molinari recordó que, en ese contexto, la irrupción de artistas como Bob Dylan “les daba esperanzas a todos con sus canciones de protesta muy inteligentes” y comparó esa postura con la adoptada por muchos músicos de su generación.

“Hay gente de mi edad que sigue tirando para adelante y también hay un despertar en las generaciones más jóvenes que quieren saber qué pasó. Por eso, incluyo en mi repertorio canciones de mucha gente que está en la misma”, puntualizó.

Y acotó: “En la música, sería más hermoso no tener que expresar las cosas agravantes que vienen de años atrás. Los dos grandes motivadores en la vida son el placer y el dolor. Hacés algo por placer o reaccionás ante el dolor. Lo ideal sería que el dolor deje de existir. La creación se dirige como una flecha hacia el dios del amor”.

Junto a Luis Alberto Spinetta, Emilio del Guercio y Rodolfo García, Molinari fue parte de Almendra, uno de los grupos fundamentales en los inicios del rock argentino, en donde se destacó en su rol de primera guitarra.

Su dominio del instrumento lo convirtió en un referente para cualquier aspirante a guitarrista, junto a su colega de Manal, Claudio Gabis, y a Pappo.

Al disolverse Almendra, Molinari formó Color Humano, hasta que en 1974 se radicó en Los Ángeles, lugar en el que vivió durante 25 años, para luego establecerse en la provincia de San Luis.

Edelmiro Molinari volverá a presentarse en la Ciudad de Buenos el próximo 12 de marzo en el Balcón del Blues (Lavalle 3602).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario